Nos vemos en los bares

Ésta es la útlima entrada que escribo en este espacio. Ya hace más de tres años que lo empecé, justo antes de venir a Alemania por primera vez, justo antes de salir de mi casa para vivir más o menos por mi cuenta, con altibajos, con momentos mejores y peores, pero sobre todo VIVIENDO. Lo empecé para mantener el contacto con la gente que tengo lejos y desde entonces he encontrado gente en el camino que quizá nunca volveré a ver, gente que siempre estará ahí (o al menos eso lo doy por sentado, aún sabiendo que no es verdad) y gente que siempre estará lejos (por muy cerca que estén algunos), así que supongo que ahora este blog nunca tendría que desaparecer, porque vaya donde vaya me sentiré como en casa, pero esté donde esté siempre habrá gente que falte a mi lado.

Así que ésta es la útlima entrada de este blog, pero no es mi última entrada. No desaparezco del cierespacio, simplemente me mudo a un lugar mejor y menos complicado (para escribir y para leer). A partir de ahora estaré en http://afraenelmundo.blogspot.com/ y desde allí podéis seguir firmando y seguir viendo mis andanzas por esta pequeña bola que gira y gira y nos mantiene a todos más o menos unidos (separados sólo por seis grados, dicen, aunque parece que yo lo que intento es que esos seis grados sean cada vez menos).

Nos vemos en los bares (del ciberespacio).

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Desescolarización obligatoria ¡¡YA!!

Todo el mundo sabe que los catorce-quince años (3º y 4º ESO en España,
Klasse 9ª y 10ª en Alemania) son una de las etapas más cruciales en el
desarrollo de los adolescentes ¿no?, pues es cuando empieza una etapa
que nos va a marcar para el resto de nuestra vida y de lo que ocurra en
ella dependerán en gran medida nuestra personalidad y comportamientos
futuros a corto y medio plazo (hay personas que están más que
marcadas por su adolescencia).

Pues bien, por esto yo propongo
que los hijosdeputacabronesmalahostia de los niños (y niñas, lenguaje
no sexista ante todo) de 3º y 4º de ESO (o Klasse 9. y 10. en el caso
de Alemania) se queden en su PUTA CASA JODIENDOLE LA VIDA A LOS MAMONES
DE SUS PADRES!!!!!!!!!!!!! y que se den cuenta de cómo algunas de sus
hijas (e hijos, ya he hablado del lenguaje no sexista) tienen más
futuro haciendo la calle que haciendo las tareas que les mandan en la
escuela (que por otro lado, nunca hacen). Y bueno, cuando se les haya
pasado el pavo (por el par de hostias que les darán sus padres (o sus
madres) cuando les tengan tres meses metidos en casa dando por culo)
podrán volver a la escuela siendo ya personas de provecho.

Y después de lo dicho… ¿Dónde
se apunta uno para ser Ministro de Educación? Sé que cuento con vuestro apoyo, sobre todo el de los profes (o fututros profes) de Secundaria.

PD:
Por si no lo habíais notado ayer y hoy he dado mi primera clase con los
chicos de la 10 (4º de ESO) sin tener ningún material ni nada
preparado, porque me avisaron diez minutos antes de que empezara la
clase
de que la profesora estaba enferma.

Nota de última hora: paramñas inri, esta tarde el hijoputa del impuesto de la
tele/radio ha venido a mi cuarto a joder la marrana (y a cobrarme el
impuesto), no le he dicho que tengo antena de tele, pero lo de que
tengo portátil no lo he podido ocultar porque lo tenía encendido justo
enfrente de la puerta, y por tener portátil (como se puede oir la
radio) te cobran 5,30 € al mes. Si es que desde luego una mala tarde la
tiene cualquiera (pero los profesores de instituo la tenemos con más
frecuencia que el resto).

Me acabo de dar cuenta de que esta entrada es perfecta para dar una clase de "tacos en español" (de un tiempo a esta parte cualquier texto me parece material didáctico en potencia —> estragos de hacer el CAP a distancia, supongo)

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Mes nuevo, entrada nueva

Hace ya casi un mes que no escribo, bueno, pues aquí la entrada que prometí hace ya bastante tiempo. Hoy os voy a contar cómo me ha ido la semana.

El miércoles pasado estabamos convocados todos los asistentes de los Bezirks (más o menos la provincia, si lo comparamos con España) de Düsseldorf y de Münster en Düsseldorf para unas jornadas sobre el Land de NRW (es decir la "comunidad autónoma" donde vivimos): NRW una región en desarrollo. De las jornadas he sacado dos conclusiones: que os alemanes están tan orgullosos de sus fábricas que hasta un amasijo de hierros medio feúchos y oxidados les parecen preciosos (ahora eso sí, es el amasijo de hierros mñas grande y contaminante/contaminado de Europa); y la segunda cosa es algo que ya intuía y es que a mayor cantidad de Alt en el cuerpo, se habla mejor alemán y se canta mejor en el karaoke.

Las jornadas fueron más o menos así. A las doce y cuarto ya estabamos en la estación de Düsseldorf Santi, Soraya y yo, rumbo al albergue donde nos alojamos las dos noches. El caso es que llegamos para disfrutar de un fabuloso almuerzo a base de pasta justo antes de poner rumbo al gobierno regional (algo así como la Junta de Andalucía, pero de NRW), y allí estuvimos un rato, donde nos soltaron el rollo de que NRW es guay, chachi y genial y que si todavía no habíamos cobrado (pq x aquel entonces ni yo ni casi ninguno de los españoles/italianos/georgiano (auqnue en realidad es de Liverpool, aunque él no lo quiera admitir) que estábamos allí habíamos visto ni un duro). Después de eso nos fuímos de vuelta al abergue, a que nos dieran las llaves de las habitaciones para guardar las mochilas y a tomar una maravillosa cena a base de pasta. Desués de la cena nos fuímos a la parte antigua de la ciudad a tomar algo los siete españoles con dos italianas, dos yanquis y un sueco, que digamos que no era muy social; además nosotros los españoles haciendo el esfuerzo de hablar alemñan entre nosotros pa que el pobre no se sintiera auti y el tío pasando de nosotros. Bueno, el caso es que una cosa llevó a la otra, una Radler llevó a una Pils, una Pils llevó a una Alt y al final acabamos quien más y quien menos en el escenario cantando la Macarena (véase Santi y yo) o Entre dos Tierras (véase Maria (que llevaba doce años sin cantar en un karaoke desde que la echaron de uno), Azahara y yo). El caso es que como somos buenos, nos recogimos prontito y a las dos y media ya estábamos en el albergue. Los que no son nada buenos son los jjjjjjosputa de los franceses que estaban en nuestro cuarto, que llegaron después de las cuatro pegando berríos y enciendiendo las luces. En fín sólo digo que a la mañana siguiente tanto María (que está repitiendo aquí este año) como yo no fue un café lo primero que nos tomamos. sino una pastilla para el dolor de cabeza.

Al día siguiente fue un día más de excursión que de otra cosa. Nos llevaron primero al Museo de la Industria de Bochum (repito que los alemanes están orgullosos de tener la mayor (en cantidad y tamaño) colección de cosas que el resto de los mortales consideran feas de necesidad, pero además feas con avaricia: minas y fábricas). La verdad es que lo único que merecía la pena de la visita eran los chistes del guía, aunque al principio acojonaba un poco meterse en una mina con un tipo que parecía que le salía la voz de las profundidades del Averno. Pero al final bien (aunque me gustó más el Museo de la Minería y la Industria de Asturias). Después de eso nos fuímos a ver el mayor centro comercial de Europa (o al menos el que los alemanes dicen que es el mayor de Europa, como todo lo que hemos visto) en Oberhausen y el mayor Gasómetro de Europa, tambien en Oberhausen. El caso es que al final el Gasómetro estaba cerrado y lo único que vimos de Oberhausen (aparte del centro comercial más grande de Europa) fue la ribera del río Ruhr (posiblemente el río mñas contaminado de Europa, auqnue esto último no nos lo dijeron), a la que lo que más le pegaba era encontrarnos una ristra de cadáveres semienterrados por allí cerca. Después de la visita fallida al Gasómetro nos fuímos al Parque Paisajístico de Meiderich (un barrio de Duisurg) (Landschaftpark Meiderich), que venía a ser una fábrica abandonada, en la que han puesto muros de escalada y el gasómetro lo han rellenado de agua un avión y dos coches para aprender a bucear, lo que lo convierte en el antiguo-gasómetro-relleno-de-agua-dos-coches-y-un-avión más grande de Europa (¡¡¡¡¡y está aquí en mi ciudad!!!!!). Como llegamos al albergue sobre las once y estábamos ringados de tanto andar todo el día para arriba y para abjo al final no salimos, pero ese día hicimos muy buenas migas con un georgiano que enseña alemán, pero en realidad pensamos que es la personalidad secreta de John Lennon, que no está muerto, sino que vive con Elvis y Marilyn en Aachen (más conocida españolamente como Aquisgrán) (cuando veais las fotos entenderéis por qué).

Al día siguiente nos llevaron de visita por el puerto de los medios de Düsseldorf. Así que ahora sé que los alemanes no sólo no tienen sentido del ritmo, tampoco tienen sentido común. En vez de llevarnos de ruta por el barrio antiguo, nos llevan a ver el Parlamento (que por cierto ya lo conocíamos) y los edificios que lo rodean. Por lo menos los edificios estaban chulos, aunque la visita fue un tostón infumable.

Después de eso, nos volvimos cada uno a nuestro sitio. Por mi parte descubrí un sorpresón que levaba ya casi dos semanas esperando ¡¡¡¡¡¡por fín he cobrado!!!!!!, así que por la tarde fuí al ALDI, y por la noche me fuí a Krefeld al cine y a jugar al billar con Santi y con Thomas (un compañero nuestro de la clase de ruso).

El sábado y el domingo estuve en Regensburg, pero es que estoy muy cansado, así que os lo cuento mañana. Eso sí os digo antes una pequeña cosilla: Empecé a escribir a las 23:54 y ahora son las 1:54, eso significa que he estado dos horas para escribir esta entrada, anda echad una firmita ¿síiíííííííííííí?

Publicado en Sin categoría | 5 comentarios

Semesterticket=Freiheit / Dortmund (und züruck) / Der schönen Rhein / Ersten Tag bei GSG

Bueno, pues como veis llevaba ya más de algún tiempo sin actualizar; así que de repente, de pronto meto cuatro post en uno, para que no os quejeis, pero tampoco hace falta leerlo todo del tirón, si os cansais, pues lo dejais y seguís otro día (total, si voy a tardar en actualizar mil… o más).

Semesterticket = Freiheit
Bueno, pues eso, que el Semesterticket (el carnet de estudiante, vaya) significa libertad. La verdad es que mis vacaciones (pq hasta hoy estaba de vacaciones, por si no lo sabíais) habrían sido bastante diferentes de haberme llegado antes el Semesterticket, pero mejor empiezo por el principio.

Las vacaciones han sido un poco choff, vaya que me las esperaba bastante mejor, auqnue al final han sido bastante buenas. El caso, es que como no tenía Semesterticket no podía viajar gratis, y como además no me ha llegado la tarjeta del banco no sé si me han pagado el mes de septiembre (aunque lo dudo bastante), así que he tenido que ir tirando del dinero que me había traído, vaya que hasta que llegue Noviembre o por lo menos hasta que cobre estoy gastando bastante poquito, pq si no, no me llega para comprar la comida ni el ALDI. Bueno, pues el caso es que el jueves pasado por fín me llegó el Semesterticket, así que el viernes lo primero que hice fue ir a Düsseldorf a preguntar por los cursos de alemán del Goethe, y ya que estaba allí aproveché y me puse a hacer turismo por la ciudad. La verdad es que hacer turismo solo es un poco aburrido, pero después de dos semanas encerrado en la resi, sin salir por la falta de dinero y pq durante la primera semana no paró de llover, me supo a gloria, además la ciudad está bastante bien.

Dortmund (und züruck)
Bueno, pues ya hemos llegado al sábado. El sábado por la mañana ví a Juliana en la cocina y me dijo que por la oche iban a ir a Dortmund pa salir a una discoteca a bailar y eso, pero había un problemilla, y es que para la ida sí que había sitio para mí en el coche, pero para la vuelta no, de todas formas como ya tenía Smeesterticket, pues no había problema, pq me volvía en tren y santas Pascuas… o eso pensaba yo, bueno, cada cosa a su tiempo. El caso es que por la tarde yo hablé con Elena (la q llevaba el coche) y me dijo eso, q me podían llevar, pero no traer de vuelta, así que me busqué los horarios de trenes y autobuses en internet y ya estaba yo más contento con unas pascuas, entonces salí a darme una vuelta y me encontré un camión de la Cruz Roja pa donar sangre, y allí que fuí yo a donar (pq aquí, al contrario de en EEUU, sí puedes donar aunque seas extranjero), bueno, el caso es que todavía tengo la señal de haber donado (tres días después)… pero a lo que iba, la salida por Dortmund.

A las diez, ya estaban con el coche esperandonos en la puerta de la resi, y allí que pusimos rumbo a Dortmund, tardamos como hora y cuarto o así, y durante todo el camino fuímos oyendo riguitón (véase Reaggeton), vaya que al final me he vuelto un riguitonero chungo de esos que tanto odio. El caso es que como llevaba ya casi tres semanas sin salir ni nada, la discoteca me supo a gloria (bueno, y la verdad es que tampoco estaba nada mal, no era el Long Rock, pero nos pusieron Volare, en fín algo es algo), después de la disco nos fuímos al McDonalds de al lado de la disco y a las 4:30 me cogí yo mi autobús nocturno para ir a la estación a coger el tren para Duisburg. Me lo tenía todo planeado: 15 minutos de autobús, 15 minutos de espera al tren y una hora de tren = total a las 6 ya tenía que estar en Duisburg y diez minutos después en mi camita, estupendo… pero ¿qué pasa cuándo uno hace planes y confía en las instituciones ferroviarias alemanas? Efectivamente, que los alemanes deciden sacarse el palo que tienen metido en el culo, relajarse y dejar de ser eficientes por primera vez en su puñetera vida.

Bueno, el caso, es que cuando llegué a la estación, el tren que yo quería coger no funcionaba los sábados, y aunque ya eran las cinco de la mañana (es decir, era domingo en teoría… pero se ve que sólo en teoría) es día no funcionaba el tren, así que nada, a coger el siguiente a Duisburg, que salía media hora después, pero bueno, media hora más tampoco es un gran trauma ¿no? así que me cogí el que salía a las 5:27 y que acababa en Duisburg, pq si me quedaba dormido en el tren, pues me despertaban al llegar (inteligente ¿no?); bueno, pues el caso es que a cuatro paradas de Duisburg nos echaron a todos del tren (evidentemente a estas alturas yo ya me había dormido en el tren) y allí que estaba yo más perdío que el barco del arroz sin enterarme de lo que decían por megafonía y a todo esto que llega un tren y veo que todo el mundo se va a subir, pero yo había entendido que iba para Dortmund (es decir, de vuelta), así que le pregunté a uno que se iba a subir que si ese tren iba para Duisburg o Düsseldorf (que también me venía bien) y va y me dice "no" y se sube al tren y pasa de mí (ni me dice a donde va el tren, ni qué tengo que hacer ni nada, será borde el tío!!!!). Total, que cuando se va el tren, me encuentro que un polaco mirando los carteles y más perdío que yo (q ya es decir) porque además él no hablaba nada de alemán, al final entre los dos llegamos a la conclusión de que teníamos que salir de la estación a coger un autobús que hiciera el recorrido que el tren no hacía porque estaba cortado por obras (bueno, en realidad no llegamos los dos a la conclusión, es que eso me pasó en Berlín un montón de veces); así que nada ya salimos de la estación y encontramos el autobús y ya la canductora del autobús nos explicó a los dos que era lo que teníamos que hacer cada uno para ir a nuestros respectivos sitios (él iba al aeropuerto, pa quien lo quiera saber); el caso es que por lo menos esa parte del viaje estuve entretenío y tenía con quien hablar. Total que al final cuando nos bajamos/nos echaron del autobús llegamos a nomeacuerdodónde a coger el tren que nos llevaba al Duisburg y al aeropuerto.

En definitiva, en vez de a las seis, llegué a mi cuarto después de las ocho de la mañana, pero valió la pena.

Der schönen Rhein
Y esto ya es domingo. Sobre las 14:45 o así llama Juliana a la puerta de mi cuarto pq se iba a a dar una vuelta con Alejandra (otra argentina que trabaja con ella, pero está aquí sólo un mes y tiene chiquillos y más de cuarenta años) al Rhin (que "vaya río feo", pensaba yo antes del domingo) y yo le había dicho que me avisara. Así que me levanté de la cama, me pegué una ducha y allí que nos fuimos cual intrépidos exploradores a buscar Rhin (que parece que lo tienen escondido estos teutones, y mira que es grande el río). Yo resaca no tenía pq apenas había bebido el día de antes, pero entre que había dormido fatal, que no había comido nada y que no teníamos mapa, ni idea ninguna de cómo llegar al río, yo cuando llegué estaba más que destrozado, pero eso sí, el río está chulísimo y todo rodeado de césped. Así que allí que nos tiramos en la hierba y estuvimos por lo menos una hora allí relajándonos. Después volvimos a la resi los tres y nos pusimos a cocinar y a jugar al chinchón (españoles típicos, jejeje). Después el plan era ir a bailar Salsa (y reaggeton) al Havana, pero yo estaba destrozao, así que no fuí (vaya que a las once ya estaba en la cama, y eso no lo hago desde hace mil).

Ersten Tag bei GSG
Y ya hemos llegado al lunes, día de hoy. Pues nada, hoy ya he ido a la escuela a enseñar (por cierto GSG es el nombre la escuela: Geschwister Scholl Gesamtschule) y a hacerme el horario que voy a seguir. Hoy he estado en una clase 11 (1º de Bachillerato) y lo que hemos hecho ha sido que mientras la profe se quedaba con la clase yo me sacaba a tres para repasar, y media hora después cambiaban esos tres y media hora después venían otros tres (pq la clase es de hora y media). Además también he estado en una clase 13 (3º de bachillerato, es que aquí acaban un año más tarde), pero la clase era de 45 minutos y yo no he visto a nadie que se le escapé el tiempo entre las manos de esa manera, es que han dado quince minutos de clase, increíble (esta vez no hemos separado las clases, sino que me he quedado yo allí con ella, que es otra profe diferente de la primera).

Pues bueno, el caso es que ya tengo horario, doy una clase doble (es decir de las de hora y  media) en cada curso desde 8º a 13º y tengo los viernes libres (pq los auxiliares sólo trabajamos cuatro días), pero con una pega y es que los lunes entro a las ocho (lo que implica que me levanto a las seis y media de la mañana o así) y los jueves entre clase y clase tengo cuatro horas libres, pero bueno, no todo iba a ser tan bueno ¿no?

Hala, y ahora os toca a vosotros. A firmar

Publicado en Sin categoría | 6 comentarios

Bonn, Moers y la Baviera profunda

Bueno, pues nada aquí sigo, para contar un poco como me sigue yendo la vida por Alemania.

Después de lo de la última entrada, he estado en Duisburg apenas dos días de los casi diez qe han pasado. El domingo me fuí por la noche a bailar salsa con unos cuantos latinos de Duisburg, amigos de la argentina de la resi (Juliana), bueno, mñas bien a "bailar salsa", pq ellos llevan bailando por lo menos ocho años y yo empecé tres horas antes, así que bueno… en fín, por lo menos me lo pasé bastante bien y estuve conciendo gente.

El lunes me fuí a Bonn a las jornadas de bienvenida de los FSA (Auxiliares de conversación), el viaje en tren a Bonn fue un poco coñazo, además nada mñas llegar a Bonn estaba más perdío que el barco del arroz, pero bueno al final encnctré el autobús al albergue y ¡oh sorpresa! en el autobús me encontré con cuatro auxiliares que eran bastante pijas, así que después de bajarnos y entrar en el abergue les dije ¡adiós muy buenas! y busqué gente nueva (bueno, no, en realidad no les dije nada, simplemente pasé de ellas). El caso es que después de soltar mis cosas en la habitación me fuí pa un grupo que me parecía así apañaete y es con ellos con los que he hecho miga. Después de cenar (a las seis de la tarde) nos pusimos a hablar con una de las ehemaliges (y ¿eso q son? os preguntareis, pues muy sencillo, son auxilares del año pasado que les gustó tanto la experiencia, q este año están repitiendola). Evidentemente ¿dónde nos pusimos a hablar? Pues en el bar alrededor de una buena pinta de cerveza de trigo. En fín,en general el curso no estuvo mal del todo. De las jornadas en sí lo mejor, que por lo menos no fue un tostón de teoría de la didáctica, si no que fue una cosa con consejos prácticos y las mayor parte del tiempo nos dividieron en grupos para preparar y dar nosotros una clase; eso del curso en sí. De los tres días lo mejor, la gente.

Bueno, pues el jueves cd se acabaron las jornadas me volví a Duisburg, me abrí una cuenta en el banco, me fuí al PLUS y por la noche me fuí a cenar con Anja, que es una de las profesoras de español, q me invitó al bar de aquí de la plaza. Bueno, el viernes por la mañana fuí al instituto a conocer un poco aquello y ver a los estudiantes. El pueblo es chunguísimo, pero esa fue sólo la primera impresión (y tb q Anja me metió el canguele en el cuerpo el día de antes), pero dp los chavales no son tan malos, niños de Bachillerato normales y corrientes, el problema es q son de una Gesamtschule. Y ¿eso qué es? os preguntareis. Bueno, pues os lo voy a explicar un poco por lo alto (pq del sistema educativo alemán creo que no se enteran ni ellos mismos). En Alemania hay dos tipos de insitutos (en realidad son tres, pero uno no nos interesa ahora mismo) el instituto normal (Hauptschule (la ESO y 6º) + Gymnasium (el bachillerato, q aquí son tres años en vez de dos)) y por otro lado la Gesamtschule (de 6º a 13º del tirón), sólo que los de la Gesamtschule suelen ser más cafres q los del Gymnasium y por eso les mandan a la Gesamtschule, pq no dan pa más,y ahí es donde yo trabajo… y todavía habrá gente que se extrañe de que quiera opositar a EOI en vez de a Secundaria. El caso es q en la escuela muy bien, supongo q pq era el último día antes de la vacaciones y la última hora (en las dos clases q visité) y no tenían ganas de hacer nada, así q el hecho de q en vez de trabajr lo único q hicieron fue conocer al asistente, pues les vino bien y no fueron demasiado cafres.

Después de la escuela me vine corriendo a la residencia (bueno, en realidad me vine en tren, q por cierto me colé en el tren, pero yo no quería, es la sociedad que me corrompe y las maquinas de billetes de Moers, q no aceptan billetes más grandes de 10) para hacer la maleta para irme a Baviera, porque iba tardísimo. Bueno, el caso es q a final cogí el tren por los pelos (como todos durante esta semana) y después de un viaje larguísimo, insufrible y con una parada en Nuremberg (q parece ser que es donde se inventó el frío alemán), al final llegué a Regensburg (Ratisbona, si la quereis buscar en el mapa, pero es q el nombre español me parece de un feo insoportable, y más dp de estar un año diciendo "Regensburg") y allí estaban Julia y Hannes (su novio, al q conocí en Wheaton) pa recogerme, nos fuímos a casa de sus padres a soltar las cosas y a esperar a Lilia y a Marco (su hermano) q venían en coche. Pero evidentemente se perdieron al llegar a Regensburg, así que fuimos a recogerles, en fín, q al final nos acostamos a las mil, más cansados que nada y con los gatos de los padres intentando entrar en todas las habitaciones.
Al día siguiente nos fuímos a ver Regensburg, que bueno… es mona, pero tampoco es nada del otro mundo, supongo que si en vez de estar en als afueras hubieramos estado en el centro y hubieramos salido por la noche habría estado mejor (como todas las ciudades de estudiantes), de todas formas tengo q volver, pq tengo casaS gratis y ademñas quiero ver a Felix, al q no he visto esta vez. Al día siguiente (es decir, ayer) fuímos a… (tantachán, redoble de tambores) el OKTOBERFEST DE MUNICH!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!, estuvo supuerbien, pero en realidad me recordó bastante a la feria, solo q sin el alvero y sin la música machacona de chundachundachunda de por las noches; y en vez de poner sevillanas, ponían cosas como http://es.youtube.com/watch?v=RRe3gLoE0wU pero bueno, para gustos los colores. Después corriendo (¿como no?) a coger el tren de vuelta a Duisburg, menos mal que esta vez era sin transbordo. Y fotos, bueno, ya las vereis cuando las cuelgue.

Y esta mañana, primer día oficial de mis vacaciones (pq hasta ahora estaba trabajando), me he puesto a hacer papeleos y tonterías de esas, que pestiñazo!!!!

Bueno, hala besos y abrazos a bocajarro.

Publicado en Sin categoría | 12 comentarios

Duisburg

Como hasta hace poco no tenía internet, ayer que llegué a Alemania, decidí escribir esto:
——————————— ———————— —————-

Duisburg, NRW 19.09.08 21:47

 

Se ve que el día ya no va a dar más de sí, así que me pongo
a escribiros, aunque sé q no podré mandaros este mensaje hasta por lo menos
mañana. Os escribo con las manos pringosas, llenas de aceite y tomate de un
bocata de jamón que me hizo ayer mi madre mientras cocinaba para ocho personas
y que es el jamón que mejor me ha sabido en mucho tiempo (y el que mejor me
sabrá hasta por lo menos diciembre). Y bueno, ahora al lío.

El viaje fue bastante bien, nos dieron de comer y nos
pusieron series, pero como no tenía audio, pues me lo tuve q inventar, de todas
formas la primera hora del viaje la pasé durmiendo. Nada más llegar a
Düsseldorf y recoger la maleta me fui para la estación de trenes del
aeropuerto, donde me lié más que la pata un romano y es q ya se me había
olvidado lo que eran las estaciones de tren/cercanías/metro/cualquier cosa que
vaya por la vía alemanas. Pero bueno, a final me encontré y llegué bien a la
estación de Duisburg, donde me estaba esperando Rebecca, que es una profesora
en prácticas del instituto a donde voy a dar clase (y estuvo seis meses en
Murcia) y me trajo en su coche hasta la residencia donde voy a vivir mientras
esté aquí.

Cuando apenas había empezado a deshacer la maleta me llamó a
la puerta mi vecina de enfrente (Denise), que es la Etagesprecher, que es algo
así como la encargada de la planta y me enseñó un poco toda la residencia: la
cocina de la planta, la lavandería, me prestó a un par de personas, me dijo con
quien tengo q hablar para arreglar lo de la conexión a internet, etc. Después
de eso, como iba a ir al supermercado en su coche, pues me dijo q fuera con
ella, así q ya he comprado algo de comida para este fin de semana, mañana me
llegaré a buscar un PLUS (otra vez), que me ha dicho q hay por aquí cerca.
También me ha dicho que en nuestra planta vive un argentina que no habla nada
de alemán, así que con ellos habla en inglés (pero conmigo le voy a dejar que
hable en español, jejeje).  Cuando
volvimos de comprar, me puse a buscar una cosa que el que arregla lo de la
conexión a internet me ha dicho que busque y cd x fin lo he encontrado y he
subido a hablar con él no estaba y tp estaba la argentina; así q me he dicho
“Bueno, no importa, me voy a dar una vuelta a buscar el PLUS y a ver si tienen
almohadas, que yo no tengo”, bueno, pues evidentemente, no he encontrado el
PLUS, pero me he puesto a andar, a andar, a andar y al final lo que encontré
fue la estación de trenes (q ya sé llegar andando) y la oficina de turismo (xo
estaba cerrada). Así que dp de eso, me he vuelto a la residencia a terminar de
deshacer la maleta y a ver si pilaba a la argentina o al de internet y,
evidentemente, no he pillado a ninguno, a ver si mañana hay más suerte. Y
bueno, ese ha sido todo mi día desde que llegué a Duisburg.

La sensación de estar de nuevo en Alemania, pero no en
Berlín es una sensación extraña; es como estar de vuelta, pero sin estarlo;
después de dos años sin ver cosas que llegó un momento en el que dejaron de
sorprenderme, pero que sin embargo tp echaba de menos; en fin que es raro.
Ahora a esperar que llegue mañana, que, como diría Escarlata O´hara, “mañana
será otro día”. Y el lunes a lo mejor me llego por el instituo (espero q me dé
tiempo a llegarme al instituo, hablar con Frau Huppertz (la dire de la resi),
empadronarme y matricularme en la Universidad, si lo consigo me merezco un
carnet de eficiencia alemana) .

 

PD: ¿Os acordáis de que liberé el móvil justo el día antes
de venirme? Pues me lo podía haber ahorrado, me he olvidado el cargador en España.
Es que mis problemas con la batería del móvil…

———————————————————

Actualización: Esta misma mañana me he comprado un móvil, el modelo es muy simple y tiene los números para cegatos (o gente mayor que no ve la pantalla) y el número es 0049 17 625 917 346, de la compañía O2 para más señas. Y después de eso me fuí a Ikea a comprarme un nórdico, una almohada, y vasos de los que Rafa Marsical dice que son perfectos para cubatas.

Hala, besitos para todos

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Herida mortal

Eso es lo que parece que tiene este humilde blog. Una herida que sangra y se consume en una lenta agonía, hasta que finalemente deje de respirar, deje de ser escrito y de ser leído. De la última entrad ahace ya tanto tiempo que es posible que haya pasado más tiempo desde la última que ví a Jean que el tiempo que pasará hasta que lo vuelva a ver. (Yo por si acaso ya estoy mirando billetes de tren para octubre ¡París, allá voy!)

Conectando con la última entrada. El año acabó, mi experiencia americana (al menos la primera, si es ue el destino me tiene reservada alguna más) acabó hace ya casi dos meses… dos meses en los que me he "preparado" unas oposiciones, he suspendido esas oposiciones (sin mucha pena ni sorpresa por ello), pero mi hermana, su marido y mi primo (entre otros bastantes) las han sacado (tenemos funcionarios… al menos otros tres más, suma y sigue), he ido a la playa (y como casi siempre, me he jartado de playa) y otras muchas cosas. Aparte de los tres meses que estuve en EEUU desde la últime entrada y todo lo que pasó (demsiadas cosas para empezar ahora).

Y ahora ¿qué? Ayer hablabamos de un amigo que no estaba ente nosotros y salió la pregunta "y después ¿qué?", eso digo yo, despué de EEUU ¿qué? La respuesta aprece que está clara ¿no?, pues después de Wheaton a Alemania otra vez, otro año más de TA (perdón, FSA, que ahora hablo alemán, no inglés), con nueva gente, nuevas experiencias, nuevos retos, nuevas soledades, nuevas comidas de olla (¿realmente son nuevas o son las mismas de siempre, pero en otro sitio doferente acompañadas de otras caras?), y en fín nuevos altibajos (espero que con más altos que bajos, aunque ahora mismo no se note, soy un optimista empedernido). Y ahora, a esperar que me contesten (de la resi, del instituo al que voy, la antigua asistente…) y mientras a buscar vuelos y demás transporte, porque espero que lo del alojamiento ya esté casi solucionado.

Ya sé que no es una entrada muy sorprendente, pero mientras tanto, y a la espera de tener algo mejor que contar (y que pueda ser contado), me depido hasta la próxima (si es que éste no ha sido el último aliento de un blog moribundo, cruzad los dedos y esconded los pulgares, toda la suerte y plegarias del mundo son pocas para mantener vivo este blog herido de muerte).

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario